¿Cómo deshacerse de la insolación?

La insolación es una condición seria que no debe tomarse a la ligera. A veces llamada simplemente golpe de calor, la insolación ocurre cuando el cuerpo se expone a altas temperaturas durante períodos prolongados, causando un aumento de la temperatura corporal a 105 grados Fahrenheit o más. Si está solo y sufre un golpe de calor o está ayudando a otra persona, debe conocer algunos pasos básicos de primeros auxilios.


El primer objetivo es bajar la temperatura del cuerpo lentamente. Si se logra hacer esto con éxito y a tiempo, el cuerpo podrá recuperarse de forma natural. Apenas sea posible, se debe pedir ayuda médica. Cuando se sufre un golpe de calor significativo, puede haber serias consecuencias.

Método 1. ¿Cómo ayudar a alguien con insolación?

Llamar a los servicios de emergencia. Dependiendo de los síntomas y de la persona en sí, es posible llamar a un médico de atención primaria o al número local para emergencias. Ponga mucha atención a los síntomas. Un golpe de calor prolongado puede dañar al cerebro, causando ansiedad, confusión, convulsiones, dolor de cabeza, mareos, aturdimiento, alucinaciones, problemas de coordinación, pérdida del conocimiento e inquietud. También puede afectar a los riñones, al corazón y los músculos. Siempre es mejor prevenir que curar. Llame inmediatamente a una ambulancia si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • insolacion ninoSignos de shock (ej. labios y uñas azulados, confusión)
  • Pérdida de consciencia
  • Temperatura corporal superior a los 102 F (38.9C)
  • Respiración y / o pulso rápido
  • Débil latido del corazón, letargo, náuseas, vómitos y orina oscura
  • Convulsiones. Si la persona tiene convulsiones, se debe despejar el área para la seguridad del paciente. Si es posible, coloque una almohada debajo de su cabeza para que no se golpee en el suelo durante las convulsiones.

Si los síntomas son leves pero persisten por un tiempo prolongado (más de una hora), no dude en realizar la llamada de emergencia.

Evitar medicamentos. Nuestro primer instinto es tomar medicinas cuando nos sentimos bien, pero cuando se tiene insolación, ciertos medicamentos sólo pueden empeorar el problema. No use medicamentos para la fiebre, como la aspirina o el acetaminofeno. Estos pueden ser perjudiciales durante un golpe de calor, ya que pueden aumentar el sangrado y causar complicaciones cuando hay quemaduras solares con ampollas.

No se debe administrar nada por la boca si la persona está vomitando o inconsciente. En estos casos cualquier cosa que entre en la boca podría convertirse en un peligro de asfixia.

Enfriar a la persona afectada. Mientras espera por los servicios de emergencia, lleve a la persona hacia una zona de sombra y fresco (preferiblemente con aire acondicionado). Si existe la posibilidad de una ducha fría o algún depósito con agua para mojar su cuerpo, es mejor. Pero recuerde evitar las temperaturas muy frías y tener cuidado si usa hielo, porque estos factores pueden enmascarar los signos de un latido cardíaco lento o un paro. Evita el baño si la persona está inconsciente, en cambio puedes poner un paño húmedo y fresco sobre la parte posterior del cuello, en la ingle, y / o bajo las axilas. Otro método muy eficaz es el enfriamiento por evaporación. Solo hay que rociar a la persona con agua fría y ventilarla para que el agua se evapore.

Además se puede quitar la ropa adicional (sombrero, zapatos, calcetines) para ayudar en el proceso de enfriamiento. No frote el cuerpo de la persona con alcohol, ya que enfría el cuerpo con demasiada rapidez y eso puede provocar una fluctuación de temperatura peligrosa. Frote el cuerpo de la persona afectada con agua fría, nunca con alcohol.

Reponer líquidos y electrolitos. Para esto se puede usar una bebida deportiva como Gatorade o agua salada (1 cucharadita de sal por cada cuarto de galón de agua). Es un paso importante para contrarrestar la deshidratación y la pérdida de sales a través del sudor. La persona no debe beber rápidamente porque podría inducir un estado de shock. Si no se tiene ninguna de las dos bebidas mencionadas, el agua corriente también ayudará.

Hacer que la persona mantenga la calma. Cuando el paciente se mantiene en calma, el paciente mismo puede ayudar. Es importante minimizar la agitación respirando profundamente, centrándose en otras cosas además de su insolación. La ansiedad sólo hará que la sangre bombee más rápido y siga aumentando la temperatura.

Masajear los músculos es una buena opción. Masajee suavemente, ya que el objetivo es aumentar la circulación en los músculos. Recuerde que los calambres musculares son uno de los primeros síntomas de insolación. Por lo general, la zona de las pantorrillas es la más afecta.

Mantener a la persona acostada. Uno de los efectos más comunes de la insolación es el desmayo. Por eso es tan importante proteger a la persona manteniéndola acostada o recostada en un sitio cómodo.

Si la persona se desmaya, debes darle la vuelta sobre su costado izquierdo, con la pierna izquierda doblada. Esta posición se denomina posición de recuperación. El lado izquierdo es el mejor lado para el flujo de sangre porque nuestro corazón está en ese lado. Observa su boca para auxiliar en caso de vómito u obstrucción.

Método 2. ¿Cómo prevenir la insolación?

golpe calorSaber quién está en riesgo es un detalle fundamental. Los ancianos, los trabajadores en ambientes calientes, las personas obesas, diabéticas, con enfermedades de riñón, de corazón, con problemas circulatorios y los bebés tienen un mayor riesgo. Las personas que tienen glándulas sudoríparas inactivas o ineficientes son particularmente susceptibles a la insolación. Todos ellos deben evitar las actividades que obligan a su cuerpo a retener el calor, como hacer ejercicio o estar bajo el sol durante mucho tiempo sin beber agua.

Ciertos medicamentos también ponen a las personas en mayor peligro. Estos incluyen los beta-bloqueadores, los diuréticos y algunos medicamentos utilizados para tratar la depresión o la psicosis.

Prestar atención a las condiciones meteorológicas. Si el índice de calor está por encima de 90 grados Fahrenheit o cerca de esa medición, se debe ser cauteloso. Evite tener a un bebé o adulto mayor afuera bajo el calor.

Tenga en cuenta el efecto isla de calor. Suele ocurrir en las grandes ciudades, se trata de la dificultad para disipar el calor durante las horas nocturnas, al contrario de las áreas no urbanas que se enfrían notablemente por la falta de acumulación de calor. En las ciudades, los edificios y el asfalto desprenden el calor acumulado durante el día, fenómeno que cobra fuerza gracias a la edificación muy densa, la falta de espacios verdes, los gases contaminantes o la generación de calor por otras fuentes.

Otro detalle importante en la prevención de la insolación es usar la ropa apropiada para el clima.

Mantenerse fuera de la luz solar directa. Tome descansos frecuentes y encuentre zonas de sombra si trabaja al aire libre. Use protector solar y un sombrero siempre que esté expuesto al sol para evitar quemaduras, especialmente si es susceptible a la insolación.

Una de las causas más desafortunadas de la insolación es permanecer sentado en un coche caliente. Evite este tipo de situación y nunca deje a los niños solos en el coche, aunque sea por unos minutos.

Si decide hacer ejercicio, evite las horas de máxima intensidad solar, de 11 am. a 3 pm. Beba agua para mantenerse hidratado. Observe el color de la orina, debe mantenerse con un color amarillento muy claro.

Para hidratarse no consuma cafeína. Esto hace que el cuerpo se estimule cuando en realidad lo que necesita es calmarse. El efecto de la cafeína en el cuerpo es perjudicial cuando la persona tiene signos de insolación. El corazón late más fuerte y rápido, causando un aumento de la temperatura corporal.

Evite tomar bebidas alcohólicas al aire libre en los días calurosos. El alcohol puede interferir con la temperatura corporal mediante la constricción de los vasos sanguíneos.

IMPORTANTE: Descarga completamente gratis nuestro libro, "El Sol, La Radiación Utraviolata y Usted", una guía para la expocisión correcta al sol y con el que conocerás:

  • Información científica sobre la radiación ultravioleta y el ozono estratosférico.
  • Los riesgos que la exposición a la radiación ultravioleta tiene para la salud.
  • Las medidas que puede tomar para protegerse a sí mismo y a sus hijos.
  • Qué es el índice UV y para qué sirve.
  • Dónde se puede obtener información sobre el índice UV y las maneras de protegerse del sol.