Soluciones de verano para la psoriasis

¿Sufres de psoriasis? El verano puede traer alivio – si sabes cómo protegerte contra sus peligros ocultos. Mientras que las temperaturas abrasadoras y la alta humedad pueden poner un freno a la diversión del verano para algunos, para los pacientes de psoriasis  el clima caliente y húmedo, puede ser justo ¡lo que le recetó el doctor!


Para más información sobre esta condición visita: Psoriasis (Causas, síntomas, tratamientos y remedios).

En general, las personas con psoriasis les va mejor en verano por dos razones principales – Nº 1, hay mayor humedad, lo que ayuda a mantener la piel húmeda, y No. 2, hay más exposición a la luz solar.

De acuerdo con la Fundación Nacional de Psoriasis, la psoriasis se desarrolla cuando el sistema regular de renovación celular no funciona correctamente.

Normalmente, las células de la piel se desprenden cada 28 a 30 días e inmediatamente son reemplazadas por otras nuevas. En los pacientes con psoriasis, sin embargo, este proceso se acelera de manera espectacular, y la renovación celular ocurre tan rápidamente como cada dos a tres días.

veranoEsto, dicen los expertos, provoca una especie de “atasco”, biológico haciendo que la piel vieja y seca se acumule, literalmente, una sobre otras, formando las características placas.

Cuando el aire es húmedo, la piel es más capaz de retener la humedad, que es clave para aliviar esas placas secas. Además, dado que los rayos UVA son un tratamiento recomendado para la psoriasis, los rayos UVA naturales del sol del verano puede ser terapéutico.

Dicho esto, los expertos también nos dicen que existen algunas precauciones de verano que los pacientes con psoriasis deben prestar atención. Entre ellas, un recordatorio de no excederse en el tiempo en el sol, no importa cuánto pienses que puede ayudar.

30 minutos al día de luz natural es más que suficiente y la exageración podría causar problemas significativos, no sólo el aumento de riesgo de cáncer de piel, sino que puede empeorar la psoriasis. Esto se debe a que una leve quemadura de sol puede dañar la piel. Y eso no sólo empeora las placas de psoriasis, sino que también puede causar que se desarrollen otras nuevas.

En esencia, las quemaduras de sol pueden causar que la piel normal se vuelva en la piel con psoriasis por el daño directo a las células de la piel.

Un aspecto único de la psoriasis, que se conoce como el fenómeno de Koebner también juega un papel. En este caso, cualquier herida en la piel o daño a las células de la piel puede exacerbar la renovación celular rápida, provocando que nuevas placas se desarrollen en el lugar de los daños. Los expertos dicen que la exposición excesiva al sol, puede causar eczemas y puede hacer ese tipo de daños.

Para mantener los beneficios de la exposición al sol, mientras previenes los problemas, se recomienda el uso liberal de protector solar, o, si es posible, un bloqueador solar, para una protección completa.

Mucha gente no se da cuenta de que la protección solar sólo ofrece protección contra los rayos UVA – para obtener protección contra los rayos UVA y UVB se necesita usar un bloqueador solar, que no sólo reduce el riesgo de cáncer de piel, sino que también evita que el tipo de daño celular que causa la psoriasis.

Sin embargo, se deben evitar los productos solares muy perfumados, que pueden irritar la piel sensible. En su lugar, elije uno con aditivos mínimos.

Cuando el sol no es la respuesta para la psoriasis

Aunque el 90% de los que sufren de psoriasis verá una mejora en el verano, alrededor del 10% – los que son extremadamente sensibles al sol – pueden encontrar que su condición empeora. Para estas personas, permanecer fuera del sol es una necesidad.

Además, los medicamentos utilizados para controlar todos los tipos de psoriasis pueden aumentar la sensibilidad al sol, lo que a su vez aumenta el riesgo de quemaduras, incluso con una exposición mínima, así como exacerba el riesgo de un brote.

Las picaduras de insectos y otras amenazas del verano

insecto-veranoAunque el aire húmedo y cálido de verano es ideal para la piel, también es un ambiente ideal para una gran variedad de insectos – mosquitos y jejenes -. Y esto puede ser un problema para algunos pacientes con psoriasis.

Los problemas no se producen necesariamente de la misma mordedura, sino al momento rascarse la piel, lo que puede iniciar una placa de psoriasis.

Para ayudar a evitar problemas, se sugiere el uso de un repelente de insectos – siempre y cuando el porcentaje del ingrediente activo DEET sea moderadamente bajo.

Cuando se trata de diversión en el sol, tal vez no haya nada mejor que un baño saludable y vigorizante. Hazlo en el agua del océano y el contenido de sal puede proporcionar algunos beneficios adicionales, exfoliando suavemente las células muertas y ayudando a las placas de psoriasis a verse y sentirse mejor.

Lo mejor que puedes hacer para la psoriasis es mantener tu piel húmeda – en invierno o verano – así que si vas a pasar tiempo en el agua, debes acordarte de añadir una capa de crema hidratante tan pronto como llegues, para asegúrarte de que tu piel se mantiene protegida.

Si has estado nadando en agua clorada, sin embargo, es posible que también desees considerar la posibilidad de enjuagar la piel antes de aplicar la crema hidratante. ¿Cómo puede ayudar esto?

De acuerdo con la Fundación Nacional de Psoriasis, el agua saca la humedad de la piel y el agua con mucho cloro u otros productos químicos de desinfección puede eliminar aún más la humedad de las células.

No sudes, las pequeñas cosas…

Aunque la mayoría de la gente con psoriasis ve una mejora brusca de su condición junto con las temperaturas más cálidas, este no es siempre el caso. Para aquellos que sufren con un tipo específico  de psoriasis que se conoce como seborrea – que afecta el cuero cabelludo y la cara – el verano en realidad puede agravar los problemas.

La razón tiene que ver con el sudor, que puede irritar la piel y, a veces aumentar los síntomas. En las personas que tienen psoriasis facial – en los pliegues de la nariz, en las cejas, o en el cuero cabelludo – el calor puede provocar problemas, por lo que es importante mantener la calma y entrar en el aire acondicionado si tu cuerpo comienza a recalentarse.

Si empiezas a sudar mucho, frota suavemente el sudor de la piel con un paño enjuagado en agua fría, o una toallita para bebés libre de fragancia.

Por encima de todo, debes usar el sentido común en verano para proteger tu piel contra la exposición excesiva al sol y la extrema sequedad e irritación, y para disfrutar del clima cálido y los beneficios para la salud de la temporada, sin miedo ni preocupaciones.

Para más información sobre esta condición visita: Psoriasis (Causas, síntomas, tratamientos y remedios).

IMPORTANTE: Descarga completamente gratis nuestro libro, "El Sol, La Radiación Utraviolata y Usted", una guía para la expocisión correcta al sol y con el que conocerás:

  • Información científica sobre la radiación ultravioleta y el ozono estratosférico.
  • Los riesgos que la exposición a la radiación ultravioleta tiene para la salud.
  • Las medidas que puede tomar para protegerse a sí mismo y a sus hijos.
  • Qué es el índice UV y para qué sirve.
  • Dónde se puede obtener información sobre el índice UV y las maneras de protegerse del sol.