Intoxicación solar

La intoxicación solar en realidad no significa que se esté intoxicado, se trata del término usado generalmente para referirse a un caso grave de quemaduras solares.


Los síntomas de la intoxicación solar

Una persona puede quemarse severamente si permanece mucho tiempo bajo el sol y no usa protección. Se es más propenso a las quemaduras solares cuando se tiene la piel y el pelo claros. Este padecimiento puede causar síntomas como los siguientes:

image7• Enrojecimiento de la piel y ampollas
• Dolor y hormigueo
• Hinchazón
• Dolor de cabeza
• Fiebre y escalofríos
• Náuseas
• Mareos
• Deshidratación

El tratamiento de la intoxicación solar

Para tratar las quemaduras solares severas, se pueden tener en cuenta estos remedios simples:

• No permanecer bajo el sol.
• Tomar una ducha fría (no caliente) o aplicar compresas frías.
• Beber abundante líquido durante unos días.
• Tomar ibuprofeno o paracetamol para aliviar el dolor.
• Usar gel de aloe vera o una crema hidratante.
• Cubrir completamente las zonas quemadas por el sol cuando se sale.

Busque atención médica inmediata para estos síntomas:

• Una quemadura solar que forma ampollas, cubre un área grande o es muy dolorosa
• Hinchazón de la cara
• Fiebre y escalofríos
• Malestar estomacal
• Dolor de cabeza, confusión o debilidad
• Signos de deshidratación

¿Cómo prevenir la intoxicación solar?

• Use un protector solar con un FPS de al menos 30 y diga “de amplio espectro” en la etiqueta, lo que significa que protege contra los rayos UVA y los rayos UVB. Aplíquelo de 15 a 30 minutos antes de salir al sol. Vuelva a aplicarlo al menos cada dos horas y después de haber estado en el agua o sudado.
• Limite su exposición al sol de 10 a.m. a 4 p.m., y recuerde que el agua, la nieve y la arena pueden intensificar los rayos dañinos del sol.
• Use lentes de sol, sombrero y ropa protectora.

Además compruebe sus medicamentos. Pregúntele a su médico si toma cualquier medicamento que cause sensibilidad a la luz solar. Por ejemplo, algunos medicamentos para el acné, antibióticos, antidepresivos, diuréticos, medicamentos para el corazón y las píldoras anticonceptivas hacen que la piel sea más sensible.

Otros tipos de intoxicación solar

Esta condición también puede referirse a dos tipos de reacciones a la luz del sol:
Erupción lumínica polimórfica (ELP). Es una reacción que no parece estar relacionada con medicamentos o enfermedades. Ocurre en personas que están en riesgo o están expuestas a la luz solar intensa fuera de lo acostumbrado. Por ejemplo, las personas que viven en climas del norte podrían experimentar esto si toman unas vacaciones en un clima tropical.

Los síntomas incluyen una erupción cutánea grave, que por lo general aparece varias horas después de salir del sol, además de picazón, urticaria, generalmente en los brazos, las piernas y el pecho,  fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas.

El tratamiento para la ELP depende de su severidad. Se recomienda siempre mantenerse fuera del sol y protegerse cuando se está al aire libre. En ocasiones la erupción puede desaparecer por sí misma dentro de 7 a 10 días.

Urticaria solar. Los síntomas pueden desarrollarse en cuestión de minutos tras la exposición al sol. Estos incluyen:
• Picazón
• Enrojecimiento
• Áreas elevadas en la piel (ronchas) o ampollas
• Sibilancias
• Mareos
• Pérdida del conocimiento

Aunque las ampollas suelen desaparecer en cuestión de horas, se puede experimentar la misma reacción de vez en cuando a lo largo de los años. Algunos casos se pueden tratar con antihistamínicos, pero siempre bajo la orientación médica.

Para tratar o prevenir ambos padecimientos se recomienda el uso de  un protector solar de amplio espectro, lo que significa que protege contra los rayos UVA y UVB al mismo tiempo. Existe también una fototerapia con luz ultravioleta psoraleno que se emplea para desensibilizar la piel a la luz ultravioleta.

IMPORTANTE: Descarga completamente gratis nuestro libro, "El Sol, La Radiación Utraviolata y Usted", una guía para la expocisión correcta al sol y con el que conocerás:

  • Información científica sobre la radiación ultravioleta y el ozono estratosférico.
  • Los riesgos que la exposición a la radiación ultravioleta tiene para la salud.
  • Las medidas que puede tomar para protegerse a sí mismo y a sus hijos.
  • Qué es el índice UV y para qué sirve.
  • Dónde se puede obtener información sobre el índice UV y las maneras de protegerse del sol.