golpe calor

Los golpes de calor y la insolación

golpe calorEn algún momento puedes preguntarte, ¿cuál es la diferencia entre un golpe de calor y la insolación? En realidad no hay gran diferencia entre los dos, la insolación es sólo una forma de golpe de calor, donde la fuente de calor proviene del sol. Entonces, seguro ya adivinaste que los golpes de calor no sólo se producen por el sol. Aunque la mayoría de ellos si están relacionados con el astro rey, también pueden ser provocados por otros factores, como la exposición a ambientes calientes o incluso por el aumento de la temperatura corporal durante actividades físicas fuertes.


Síntomas de los golpes de calor

Los síntomas son más o menos los mismos que los síntomas que se presentan en la insolación. Estos pueden incluir falta de sudor, respiración rápida, náuseas y vómitos. Si en algún momento crees que una persona está sufriendo un golpe de calor, no dudes en llamar a un médico o a una ambulancia. El golpe de calor al igual que la insolación, puede ser mortal si se deja sin tratamiento durante mucho tiempo.

Prevención de los golpes de calor

La prevención de golpes de calor es relativamente fácil de lograr. Hemos preparado la siguiente lista de recomendaciones para que puedas evitar exitosamente los golpes de calor y las insolaciones.

  • Usa ropa clara cuando haya temperaturas cálidas o muy calientes. Asegúrate de no llevar nada demasiado oscuro o negro, ya que estos colores tienden a aumentar el calor rápidamente.  
  •  No te excedas haciendo trabajos pesados durante las partes más calientes del día. Evita realizar actividades físicas fuertes en los horarios pico de temperatura y en caso de que no puedas, al menos procura tomar descansos cada una hora aproximadamente, para refrescarse.  
  • Bebe mucha agua Este es uno de los consejos más importantes cuando se trata de evitar un golpe de calor. Bebe mucha, mucha agua! Esto impide la deshidratación y enfría la temperatura corporal. Trata de beber por lo menos entre 5 y 6 litros de agua, o más, si estás expuesto a un calor extremo.

En cualquier caso, recibir atención médica es la medida más conveniente en caso de sufrir un golpe de calor o una insolación.