Golpe de calor o insolación: sus causas, síntomas y tratamientos

La insolación (golpe de calor, fiebre térmica, quemaduras solares) es el término que se aplica a los efectos que se producen sobre el sistema nervioso central, y a través de él en otros órganos del cuerpo, por la exposición prolongada al sol o al aire muy caliente. Es una afección potencialmente mortal, en la cual el sistema de regulación del calor falla por la exposición a altas temperaturas.


Las personas particularmente susceptibles a la insolación son los niños pequeños, los ancianos, las personas no acostumbradas a la actividad física y la exposición excesiva al sol (por ejemplo visitantes extranjeros que recorren las montañas de África), las personas que sufren de ciertas enfermedades crónicas y aquellos involucrados en ciertas actividades deportivas.

Los síntomas de la insolación incluyen temperatura corporal elevada, piel caliente y seca,  hiperventilación, confusión mental y la pérdida eventual del conocimiento.

sintomas golpe calorEl objetivo principal del tratamiento para la insolación es bajar la temperatura corporal rápidamente, pero de forma controlada.

La insolación puede evitarse bebiendo mucha agua y evitando sobrecargar el cuerpo en climas cálidos o durante el ejercicio.

El cuerpo normalmente genera calor como resultado del metabolismo y suele ser capaz de disipar el calor a través de la piel o por la evaporación del sudor. Sin embargo, en condiciones de calor extremo, humedad alta o esfuerzo físico intenso bajo el sol, el cuerpo puede no ser capaz de disipar el calor y la temperatura se eleva, a veces hasta 106 F (41.1 C) o más. Otra causa del golpe de calor o insolación es la deshidratación. Una persona deshidratada no puede sudar lo suficientemente rápido como para disipar el calor, lo que hace que la temperatura corporal se eleve.

Entre los tratamientos homeopáticos más eficaces para controlar la insolación podemos mencionar:

Glonoine (trinitrato de gliceril): es un buen remedio, de hecho se dice que no hay remedio que estimule los centros motores del corazón y los vasos sanguíneos tan rápidamente en la médula. Su uso se indica cuando el paciente tiene la cara pálida, los ojos fijos, lengua blanca, respiración dificultosa, vómitos, tensión arterial alta y la boca del estómago hundida.

Belladonna: este remedio herbal es bastante similar al Glonoinum. Se indica cuando hay somnolencia, pérdida del conocimiento, zumbido en los oídos y constricción del pecho.

Gelsemium: también puede ser útil en la insolación con congestión cerebral, delirio, dolor de cabeza, temperatura alta y tendencia al coma.

Natrum Carbonicum: este remedio es especialmente útil para los efectos crónicos de la insolación, como el dolor de cabeza y la debilidad. También tiene efectos calmantes en personas muy excitadas.

IMPORTANTE: Descarga completamente gratis nuestro libro, "El Sol, La Radiación Utraviolata y Usted", una guía para la expocisión correcta al sol y con el que conocerás:

  • Información científica sobre la radiación ultravioleta y el ozono estratosférico.
  • Los riesgos que la exposición a la radiación ultravioleta tiene para la salud.
  • Las medidas que puede tomar para protegerse a sí mismo y a sus hijos.
  • Qué es el índice UV y para qué sirve.
  • Dónde se puede obtener información sobre el índice UV y las maneras de protegerse del sol.